La genealogía de la familia Basante de Rubiños y el patronato de la Capilla de la Concepción

Los miembros de la familia Basante de Rubiños fueron a lo largo del siglo XVI miembros destacados de la pequeña y rural sociedad de la villa de Cedeira, ocupando varios de ellos el cargo de escribano público de su audiencia, o el de teniente de merino en su jurisdicción. Sus orígenes conocidos los sitúan a comienzos del siglo XV en el alfoz de la villa de Castro Rei (Lugo), en las feligresías de San Salvador de Coea, y San Pedro de Bazar. De allí pasaron a San Paio de Bexán o de Rubiños (Cospeito) donde el petrucio Fernando Rodeiro construyó su propia casa, posiblemente en el propio lugar de Rodeiro de esta parroquia. Sus hijos llevarán el apellido Basante de Rubiños, sin que sepamos muy bien el porqué del cambio del nombre familiar. Durante esta generación pasarán a establecerse en la ciudad de A Coruña, donde fueron acaudalados comerciantes y regidores de su concejo a lo largo del siglo XVI. Al uso de la época, se vieron obligados a litigar su pretendida hidalguía con el cambio de jurisdicción, afirmando ser hidalgos notorios de solar conocido y devengar 500 sueldos sujetos al Fuero de León.


En la misma época se establece en la villa de Cedeira el escribano real Juan Basante. Nada sabemos de los entresijos de su llegada a estas tierras, quizás en las relaciones de su padre con la Casa de los condes de Lemos, dueños del Estado de Moeche al que pertenecía la jurisdicción y la propia villa de Cedeira, debamos de encontrar la explicación de su establecimiento en ella. Le siguió al tiempo su sobrino Fernando Basante de Rubiños, y el hijo del anterior Rodrigo Basante, ambos escribanos.


Éste último fundará junto a su mujer Inés López de San Martiño la capilla de la Concepción de Nuestra Señora, dentro de la iglesia parroquial de Santa María Mar de Cedeira, dotándola con varios bienes raíces reunidos en una aniversaria vincular en la cual sucederían por disposición de los fundadores sus hijos y descendientes. A comienzos del siglo XVII hereda el vínculo y patronato Alonso Pita da Veiga nieto de los fundadores, el cual se vio en la necesidad de luchar contra don Antonio de Andrade Bermúdez y Lanzós, señor del Palacio de San Sadurniño y su mayorazgo, para defender los bienes de su capilla. Pero don Antonio era personaje principal en aquellas tierras, y Alonso se definía como persona enferma, y sin que sepamos los motivos de ello, pobre de solemnidad. En sus problemas económicos vemos el principal motivo por el cual Alonso Pita perderá el pleito por los bienes adscritos a la capilla, ya que estos no le permitían reunir las fianzas necesarias, ni pagar siquiera a sus letrados. A partir de su gestión los principales bienes de la capilla nunca volverán a ser propiedad de su vínculo, aunque su hijo Pedro Piñeiro da Veiga, escribano de la villa de Neda, litigará por recuperarlos prácticamente durante toda su vida. Este sencillo trabajo pretende reunir de forma simplificada algunas notas genealógicas sobre todos estos personajes del apellido Basante, y añadiendo algunas otras también breves sobre sus descendientes, herederos del patronato de la Capilla de la Concepción.


(Pulsar en la imagen para descargar el artículo en formato PDF)



Mándame tus comentarios

© 2023 by Train of Thoughts. Proudly created with Wix.com